Gran Celebracion de Navidad

Diciembre de 2012

Amados:
En medio de los preparativos y celebraciones, saca tiempo para leer la historia de la Natividad.  Ésta sigue siendo algo precioso y especial.  Fue la que escuchaste cuando, por primera vez, conociste a Jesús como tu Salvador.  Yo espero que, en lugar de ignorar los acontecimientos bíblicos, lo hagas el centro de tu celebración.
La verdad es que se nos hace tan fácil pasar por alto Su sabiduría, Su provisión y bendiciones.  Esto en especial durante la época de Navidad que es cuando nos afanamos y ocupamos con tantas otras cosas.  Por eso, no hay nada mejor que mirar el acontecimiento de cómo empezó la verdadera Navidad.  En Lucas 2.1-20, nos da luz referente a la encarnación de la Navidad (también Isaías 9.6-7, Mateo 1 y Filipenses

2).  Para nuestro beneficio, tenemos que volver a mirar y meditar, en una forma íntima, acerca del nacimiento de Jesús.  Tenemos que preguntarnos ¿qué es lo que Dios quiere decirme sobre esto, aquí y ahora?  Quizás no te encuentres seguro de cómo meditar en estos pasajes bíblicos o de cómo escuchar lo que el Padre quiere enseñarte.  A continuación, quiero darte algunos principios simples que te ayudarán a sacar lo mejor del acontecimiento del nacimiento de Jesús:  la verdadera Navidad.

1.      Piensa en los versos.  Mientras lees, hazte preguntas tales como:                                     ¿quién?, ¿cuándo?  ¿dónde?,  ¿qué?, ¿por qué?, y ¿cómo?
2.      Reconoce que el Padre quiere revelarse Él mismo en una forma personal.
·        • Hace una gran diferencia, cuando leemos la Biblia, el que estemos conscientes                de que Dios tiene un mensaje que quiere que recibamos.
3.      Pide a Dios que te enseñe a cómo aplicar lo que tú lees a tus circunstancias.
·         • Pregúntale:
• Padre, ¿qué me estás diciendo?
• ¿Cómo este acontecimiento se relaciona a mi vida y cómo yo debo proceder                     con lo que Tú me reveles a mí?
4.      Confía en Dios y sométete a Él, sin importar lo que te diga o te pida.
·         • El Señor no requiere que tú entiendas Su voluntad.  Solo que obedezcas,                         aunque parezca que no es razonable.
·         • Quizás no entendamos o no nos haga sentido que nuestro Salvador nació de                    una virgen en un establo en Belén, pero sabemos que era la perfecta voluntad y              plan de Dios para nuestra salvación.

Yo espero que en vez de pasar por alto esta Navidad hagas del acontecimiento bíblico el centro de tu celebración meditando en el grandioso día que nuestro Salvador vino a morar entre nosotros.  Pasar tiempo en la palabra de Dios es el mejor regalo que tú puedes hacerte.

Que el Señor te siga bendiciendo a medida que en esta temporada te enfocas en Él:  Jesucristo, la verdadera Navidad.

Gracias por vuestra determinación para confiar en Dios y depender de Su conocimiento y provisión.  Ha sido por causa de sus oraciones y dádivas de generosidad, al Centro Internacional de la Familia, que nosotros podemos seguir compartiendo con la gente alrededor del mundo este maravilloso Evangelio.  Esperamos que en el nuevo año 2013 ustedes continúen ayudándonos económicamente para poder adquirir estas nuevas instalaciones.

A nombre de mi familia, los pastores y el personal administrativo les deseamos una feliz Navidad y un próspero 2013.

Bendiciones

Pastor  Roberto Candelario
cfc de Orlando

Anuncios

Acerca de Centro de la Familia

Estamos aqui para servir a la comunidad de Tampa
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s